Un estilo de vida saludable aumenta la productividad de empleados en la oficina

¿Cuántas veces nos hemos preguntado si seguimos un estilo de vida saludable? Un estilo de vida saludable es un elemento indispensable para evitar problemas, molestias y enfermedades. Pero no solo a nivel personal afecta nuestro estilo de vida, sino también a nivel profesional ya que se ha demostrado que, los empleados que siguen un estilo de vida basado en una buena alimentación y una dosis de ejercicio diario son más productivos.

Pero, ¿qué llamamos estilo de vida saludable en el trabajo? Dentro de cualquier actividad profesional hay numerosas facetas que afectan a nuestra salud, desde la alimentación hasta las horas de sueño diarias. En este artículo vamos a exponer las áreas más importantes para explicar cómo un empleado puede mantener un estilo de vida saludable y ser, a su vez, más productivo en la oficina.

Higiene postural

La manera en la que pasamos nuestra jornada laboral es clave para prevenir lesiones y estar saludables. Una buena postura en el trabajo nos hará evitar molestias en la espalda o en las cervicales que, tarde o temprano, nos crearán problemas de salud incompatibles con una eficiencia en nuestro puesto de trabajo.

Vigila tu postura tanto si te pasas tu jornada laboral de pie como sentado. Recuerda adoptar una postura adecuada y no pegar demasiado tu monitor a tus ojos, ya que esto también puede afectar a tu salud.

Alimentación

Otra de las claves de cualquier estilo de vida saludable la obtenemos de una alimentación sana. En el trabajo esto lo podemos cumplir gracias a una empresa de máquinas expendedoras que ofrecen alimentos saludables para no saltarnos la dieta todos los días de trabajo. Gracias al vending para oficinas saludable, obtenemos numerosos beneficios diarios olvidando el azúcar y otra clase de ingredientes que nos hacen empeorar nuestro estado de salud.

Si caemos en la trampa de comer alimentos grasos durante nuestra jornada laboral, nuestro estado físico se resentirá ya que si lo piensas, pasamos mucho tiempo en nuestra oficina o despacho.

Horas de sueño

Las horas de sueño diarias son también claves para tener un rendimiento laboral óptimo. La falta de descanso acarrea problemas como dolores de cabeza, pequeños olvidos, fatiga en el trabajo. Dormir entre 7 y 8 horas diarias es la recomendación de los médicos para estar fresco y despejado durante nuestra jornada laboral, así que intenta dormir un poquito más.

Actividad física

También es muy importante programar una actividad física semanal, ya que el deporte segrega serotonina y nos hace estar más felices y despiertos. Además, cualquier actividad deportiva nos ayuda a despejarnos y a liberar el estrés acumulado del trabajo por lo que es ideal para ser más productivos en durante nuestra jornada laboral.