Reputación Online: la imagen digital de una marca

En un mundo cada vez más digitalizado, el panorama del marketing ha cambiado por completo. Ahora no nos fijamos tanto en los anuncios físicos, vallas publicitarias o anuncios en la televisión.

Ahora Internet es el centro neurálgico de las campañas de la mayoría de empresas potentes del mercado y donde se trabaja para conocer y convencer al consumidor.

Dentro de este gran mundo digital, un concepto cobra sentido por encima del resto: la reputación online. Pero, ¿qué es la reputación online? ¿cómo puede ayudar o perjudicar a una marca? En este artículo os vamos a dar algunas claves para conocer mejor este nuevo concepto y cómo trabajar estrategias para beneficiarnos de él.

Reputación Online

La reputación online es un término o concepto relativamente nuevo y está relacionado con cómo nos ven los usuarios en Internet y cómo vinculan nuestra marca.

El ruido que se genera en Internet tiene mucha repercusión en las personas, por lo que es fundamental que cuidar la reputación de nuestra marca para evitar que se hable de manera incorrecta y esto nos perjudique.

Cómo podemos trabajar y cuidar la reputación online

La reputación online es un concepto que se debe trabajar a diario. Cuando las marcas conectan con los usuarios lo hacen de forma consciente y trazando un plan de comunicación.

Para ello, se debe estudiar los deseos e intereses de los usuarios. De esta manera podemos adoptar un tono formal o informal que nos indique el camino hasta llegar a ellos. También podemos contratar empresas o herramientas de clipping como Acceso 360 para que nos informen y trabajen la reputación online.

El estudio en redes sociales es fundamental para conocer qué piensan los usuarios de nosotros y con qué valores nos vinculan.

Esto nos permite conocer de primera mano cómo debemos orientar nuestras campañas digitales, segmentando el público e intentando conectar con los usuarios potenciales.

El revuelo que se genera en redes sociales, foros y canales de Youtube tras una actuación polémica de una marca nos brinda la oportunidad de conocer la importancia que tiene la reputación online.

Un ejemplo lo vimos hace poco con Burger King, cuya marca twitteó un tweet con un comentario desafortunado hacia las mujeres únicamente para llamar la atención, lo que hizo que se hablase de la marca pero no en términos positivos.

Es posible que esta empresa haya salido en miles de medios de comunicación gracias a esta polémica estrategia pero la reputación online ha quedado severamente dañada y , por culpa de este tweet, obtuvieron mucha publicidad pero perdieron muchos seguidores en todos sus perfiles.

No hay que olvidar las marcas deben trabajar la reputación online defendiendo sus intereses e intentando ser cautos a la hora de lidiar con las peticiones de los usuarios. Hay usuarios que solo intentan desestabilizar a las empresas o a los community managers de las marcas y debemos trazar un plan frente a todas estas actuaciones.

La reputación online llega a ser positiva si ofrecemos una comunicación dinámica, estable y positiva.